Última Hora

El año anterior conocimos en Sueños de Navidad a Mathius, el niño que quería comer chop suey.

Él y su familia recibieron el mejor regalo de sus vidas, una casa propia.

Por eso regresamos a Poás de Alajuela, para ver qué ha pasado con ellos en estos meses.

La inocencia de Mathius y la difícil situación en la que vivía él y su familia movió corazones a colaborar con Sueños de Navidad.

Esa ayuda hizo posible que Mathius, sus papás y hermanas salieran de la antigua chanchera en la que vivían para ir a su casa propia.

Un año ha pasado desde que recibieron este regalo y por eso los visitamos nuevamente.

Encontramos a la familia disfrutando su nueva vivienda. Le dieron el toque personal con un bello jardín.

Los niños están felices en especial mathius. Si desea conocer más detalles de esta visita puede ver el vídeo adjunto.