Última Hora

El número de muertos en ataques terroristas en el mundo cayó 15,2% en 2018 respecto al año precedente, con un total de 15.952 fallecidos, revela el Global Terrorism Index publicado el miércoles por el Institute for Economics and Peace (IEP).

Este número está en baja notable por cuarto año consecutivo, tras haber llegado a un máximo en 2014, precisa este centro de reflexión basado en Sydney, cuyas estadísticas proceden de datos colectados por la Universidad de Maryland (Estados Unidos).

En Europa, el número de muertos por actos de terrorismo disminuyó por segundo año consecutivo, pasando de más de 200 en 2017 a 62 en 2018, indica el informe.

"El derrumbe del grupo Estado Islámico (EI) en Siria y en Irak se hizo sentir en Europa, donde no se le atribuye ninguna muerte en 2018, aunque 16 personas perecieron a manos de extremistas inspirados por su ideología yihadista" indican los autores del informe.

En 2018, Afganistán fue, como el año precedente, el país más afectado por el terrorismo, con 1.443 ataques que causaron al menos 7.349 muertos. Vienen luego Nigeria (562 ataques, 2.040 muertos), Irak (1.131 ataques, 1.054 muertos) y Siria (131 ataques, 662 muertos).

Los talibanes han superado al EI para convertirse en el grupo terrorista más sangriento del mundo, registrando un aumento del 71% del número de asesinatos.

Los talibanes son responsables del 38% de todos los muertos por actos de terrorismo en el mundo en 2018.

El declive del EI, que perdió su califato autoproclamado en Siria e Irak "prosigue por segundo año consecutivo", según el informe.

"El número de muertos atribuidos a este grupo disminuyó un 69% en 2018 (...) El EI apenas dispone de unos 18.000 combatientes en estos dos países, contra más de 70.000 en 2014".

Los autores destacan la fuerte alza del terrorismo de extrema derecha (+320% en los últimos cinco años) en especial en Europa occidental, en Norteamérica y en Oceanía.

"Aunque el número de muertos esté en su más bajo nivel desde 2013, el terrorismo es aún una amenaza global" concluye el estudio. "Sigue siendo un fenómeno extendido, con 67 países que registraron al menos un muerto, y 18 con más de 100", agrega.

La integralidad del informe está disponible en: http://visionofhumanity.org.