Última Hora

Un protocolo del Cuerpo de Bomberos no permite que las unidades crucen las líneas férreas con las sirenas encendidas.

Las imágenes adjuntas se tratan de una emergencia real. De repente, apagan las sirenas. Esta acción no es extraña, en realidad, el operador de la unidad cumplió una norma.

De forma indirecta la medida también beneficia a otros conductores y peatones, ya que al apagar las sirenas la pitoreta del tren se escucha mejor.

Las unidades de emergencia en respuesta tienen paso prioritario, pero en carretera la prioridad siempre la tiene el tren.

Es importante que los ciudadanos conozcan este protocolo para que no interrumpan el paso de las unidades cuando las sirenas dejen de sonar en un cruce ferroviario.