Última Hora

Este viernes falleció a los 64 años del expresidente del Saprissa, Jorge Vergara tras sufrir un paro cardiorrespiratorio en Nueva York donde se encontraba con problemas de salud desde abril de este año.

Para el exgerente del Saprissa y uno de sus hombres de confianza en la etapa morada (2003-2011), Jorge Alarcón, la pérdida de Vergara dolerá mucho más al saprissismo, pues él fue el gran salvador.

“Fue una excelente persona y yo creo que a los que más les debería doler es al saprissismo, pues los salvó de la bancarrota y los llevó a niveles insospechados con ese tercer lugar en el Mundial de Clubes en el 2005 y haber obtenido siete campeonatos, eso no lo ha hecho nadie y eso queda escrito con broche de oro”, explicó el hoy gerente de Jicaral a Teletica.com.

El 28 de febrero del 2003, Vergara compró al Saprissa por una cifra cercana a los $4 millones y salvó así una deuda que ya llegaba a los 1.700 millones de colones.

Desde ahí comenzó toda una revolución en la parte de mercadeo que llevó la marca Saprissa a tomar la fuerza que hoy tiene. Por si fuera poco, los resultados también le acompañaron al punto de ganar ocho de 13 títulos posibles, incluida la Liga de Concacaf y un histórico tercer lugar en el Mundial de Clubes.  

“El principal aporte de Jorge Vergara fue el haber dado una cátedra de cómo se maneja un equipo de fútbol, era un empresario exitoso y se metió en el fútbol y se hizo exitoso en el fútbol. Aplicó sus principios de administración y metió a gente que sabía de fútbol, pues él no sabía de eso y tanto en Guadalajara como aquí puso a gente que sabía y ahí están los resultados”, añadió.

Alarcón incluso va más allá del empresario y asegura que Vergara era una persona de pocos amigos, pero muy correcta.

“Era una persona muy centrada y ubicada. Con una percepción muy clara de la vida y la circunstancia, conforme a eso fue acumulando sus logros. Persona de pocos amigos, pero muy noble y leal y siempre congruente entre el decir y el hacer”, aseveró.

Dentro de las decisiones más polémicas de la era Vergara, estuvo el cambio a gramilla sintética del estadio Ricardo Saprissa, así como la decisión de cerrar las puertas a jugadores extranjeros en post del talento costarricense. 

“Él era dueño de Chivas y decidió manejar únicamente jugadores costarricenses como lo hacía allá en México y entonces él traía esa idea y la aplicó acá con muy buen suceso.

“Todos estamos muy dolidos con el fallecimiento de Jorge y nada más que desearle que Dios lo tenga en su santa gloria”, concluyó el exdirectivo morado.

Por su parte, el actual presidente del Saprissa, Juan Carlos Rojas, quien compró a Saprissa junto a Horizonte Morado tras la etapa de Vergara, mandó sus condolencias a la familia y agradeció su gestión.

“Conmovido por el fallecimiento de don Jorge Vergara, expresidente del Deportivo Saprissa quien llegó en un momento oportuno a apoyar a nuestra institución. Agradecidos por siempre por su gran e histórico aporte al Saprissa. Mis condolencias a sus familiares”, indicó Rojas en su cuenta oficial de Twitter.

Las honras fúnebres de Jorge Vergara se llevarán a cabo en la ciudad de Guadalajara.