Última Hora

Tras la salida del expresidente Evo Morales, las reacciones internacionales no se hicieron esperar; como las del mandatario Donald Trump, quien aseguró que el hecho es un mensaje para Venezuela y Nicaragua.

El mandatario norteamericano celebró la salida en el poder de Morales, señalando que se trata de un momento significativo para la región.

Su mensaje contrasta con su vecino del sur, México, país que demandó respetar el orden constitucional y la democracia en Bolivia tras considerar los últimos acontecimientos como un golpe de estado.

Mientras que las Naciones Unidas pidió a los bolivianos evitar cualquier amargo de violencia.

Por su parte, la Unión Europea se ofreció a supervisar los nuevos comicios electorales en Bolivia.