Última Hora

La construcción del nuevo paso a desnivel en Guadalupe iniciará a principios del próximo año y deberá estar lista en el primer semestre del 2021, según detallaron esta mañana las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

El proyecto, que forma parte de los trabajos en el anillo norte de circunvalación, se construirá donde actualmente se ubica la intersección de semáforos en Guadalupe.

La firma del contrato se dio esta mañana en Casa Presidencial en presencia de Carlos Alvarado, el ministro Rodolfo Méndez, el director de la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), Alejandro Rossi, y Rubén Pazos, de la empresa Puentes y Calzadas, que estará a cargo de las obras.   

Las obras en circunvalación incluyen además la construcción de un viaducto en Garantías Sociales -previsto a concluir en febrero- y un paso a desnivel en la rotonda de La Bandera, cuya adjudicación fue apelada ante la Contraloría General de la República.

“Estamos desatando los nudos del desarrollo y demostrando que Costa Rica es capaz de construir infraestructura de primer nivel. Seguiremos avanzando decididamente en la construcción de obra pública vial estratégica que requiere todo el país, para superar el rezago de años y mejorar nuestra competitividad y la calidad de vida de las personas”, comentó el presidente Alvarado.

El ministro detalló que “este proyecto del paso a desnivel en Guadalupe contempla la sustitución de la intersección semaforizada actual por una rotonda, bajo la cual se construirá un paso a desnivel, permitiendo que los 50.000 vehículos que transitan diariamente por el sector puedan desplazarse a velocidades máximas de 80 kilómetros por hora”.


La obra tendrá 790 metros de longitud y cuatro carriles en el paso a desnivel (dos por sentido). La rotonda contará con dos carriles por sentido para permitir el acceso hacia las localidades aledañas y se construirán aceras a ambos lados, bahías para autobuses, puente peatonal y una alcantarilla ampliada sobre el río Torres.

El proyecto tendrá un costo aproximado de $19.5 millones, recursos provenientes del empréstito con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).