Última Hora

Quienes transitan a diario por la ruta 215 entre Zapote y Curridabat, celebran las mejoras sobre la vía.

Pero ahora el problema se trasladó a los peatones, quienes deben sortear el peligro al intentar cruzar la calle, en el tramo entre la Municipalidad y el puente sobre el río María Aguilar.

Esta situación se agrava para niños y adultos mayores, que además alegan que la vía al pasar de dos a tres carriles, en muchos sectores ni siquiera hay aceras.

Según responsables del departamento de Ingeniería de Tránsito del MOPT, una vez los vecinos presenten una solicitud, se encargarían de determinar la urgencia de un semáforo peatonal en la zona.

Vecinos esperan que el semáforo llegue antes de que ocurra un accidente, en una ruta donde pocos conductores hacen alarde de la cortesía.