Última Hora

Poco más de 300 niñas entre 10 y 14 años se convierten en madres cada año, la mayoría de los casos obedecen a relaciones impropias.

La cantidad de embarazos en adolescentes sufrió una disminución considerable en los últimos años.

Según datos del INEC, en el 2013 la tasa de madres menores de 20 años era de un 18,4% y para el 2017 ese número pasó a 14,8%.

Sin embargo, hay un aspecto que mantiene preocupadas a las autoridades. Se estima que al menos 9 de cada 10 nacimientos corresponden a adolescentes madres que mantuvieron relaciones con hombres adultos.

Gran parte de estos casos no quedan registrados, solo el año pasado se omitió la edad del 46,02% de los padres, según el INEC.

Los datos más recientes revelan que 301 niñas entre 10 y 14 años se convirtieron en madres y otros 9849 nacimientos se dieron en adolescentes entre 15 y 19 años.

Mientras que solo 1084 jóvenes entre esas edades se volvieron padres.

Las relaciones impropias están penadas con cárcel desde el 2017 y son aquellas que se dan entre menores entre 13 y 14 años con una persona cinco años mayor. Así como las relaciones de jóvenes de entre 15 y 17 años con una persona 7 años mayor.