Última Hora

Magnus Josbrant de 41 años de edad teme que en cualquier momento lo metan a la cárcel.

Hace 10 años vino de Suecia tras casarse con una tica con quien tuvo dos hijos. La relación terminó y desde entonces ha tenido problemas para estar con sus pequeños.

Debe pagar 900 mil colones al mes de pensión, algo que dice se le hace imposible pagar. No ver a sus hijos provocó que Magnus cayera en una depresión.

Hasta cuatro casos de hombres con depresión por estos casos atiende un psicólogo cada semana. Algunos optan por acabar con sus vidas.

En la Asociación de Igualdad de Derecho para los Padres dicen que en octubre del otro año todo será diferente.

Esto gracias a la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal de Familia, ya que no se podrá interponer una pensión sin previa audiencia donde esté el padre.

Y solo se enviará a prisión en un horario que no coincida con el trabajo para que pueda seguir.

Magnus tiene audiencia hasta diciembre. Si no le bajan el monto tendrá que pagar tres millones 600 mil colones por aguinaldo y salario escolar.

Espera que todo se resuelva pronto y pueda ver a sus dos hijos lo más pronto posible.