Última Hora

El sector empresarial privado propuso un incremento de 2,53% para todos los salarios mínimos, que entraría a regir a partir de enero 2020.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) presentó este lunes la propuesta de ajuste salarial ante el Consejo Nacional de Salarios.

El porcentaje se fijó por medio de la fórmula acordada entre representantes de Gobierno, sindicatos y el sector patronal.

En la estimación se contempla un componente asociado con el aumento en el costo de la vida y otro al Producto Interno Bruto (PIB) real per cápita, llamado ajuste por productividad.

También incluye la inflación estimada para el próximo año, que según la revisión del Programa Macroeconómico del Banco Central de Costa Rica será del 3%.

Sobre la productividad, los empresarios consideran que no existen las condiciones necesarias para otorgar incrementos, ya que tres sectores amplios de la economía costarricense están en recesión: agropecuario, construcción y comercio.

Según Gonzalo Delgado, presidente de UCCAEP, el aumento de los salarios mínimos será un golpe a los costos de producción de las empresas, lo que podría significar mayores consecuencias en cuanto a la estabilidad.

Agrega que un incremento desmesurado puede provocar que el nivel de desempleo siga incrementando en el país.

“Se debe ser muy cuidadoso con el ajuste que se vaya a decretar, pues este no puede implicar un aumento fuerte de costos para las empresas y con ello un incentivo más a no formalizarse, o peor aún, a llevar a la informalidad sus puestos de trabajo ya formales”, destacó Delgado.

Con respecto al salario mínimo de las servidoras domésticas, UCCAEP solicitó un ajuste adicional de 2.34% en su categoría salarial para el 2020.