Última Hora

Desde el pitazo final corrió por el balón y de ahí no lo soltó, pese a la amenaza (posiblemente de broma) de algunos de sus compañeros en quitarle la pelota.

Manfred Ugalde no se despegó ni un segundo de la pelota con la que este lunes, en juego de reposición, marcó su primer triplete en la Primera División con tan solo 17 años.

Según datos del estadígrafo Cristhian Sandoval, Ugalde es el jugador morado más joven en 30 años en anotar tres tantos en la máxima categoría. 

“Estoy muy agradecido con Dios, muy feliz y contento por las anotaciones y ahora hay que seguir trabajando para lo que viene. Es gracias a mis compañeros que se pueden hacer los goles”, menciona el delantero.

Ugalde aseguró que su familia lo ayuda mucho, sobre todo cumpliendo a cabalidad sus horarios de descanso para así rendir al 100% en los entrenamientos.

“Ellos me ayudan mucho, me dicen le siga poniendo que tenga los pies en la tierra, yo tengo muchos hermanos y ellos me ayudan a dormirlos porque la mayoría son pequeños y así poder descansar y así dormir las horas necesarias de horario para venir a entrenar bien”, indicó.

Finalmente, el jugador explicó qué hará con la pelota con la que hizo historia.

“Voy a firmar la pelota con todos mis compañeros y guardarla en casa tengo un lugar con varios trofeos que he ganado ya”, concluyó.