Última Hora

Pasaron siete meses para que Erick Marín pudiera salir de su aislamiento y disfrutar al aire libre.

El futbolista, quien superó por tercera ocasión, el cáncer, salió de su casa por primera vez y respiró aire fresco.

Recordemos que el jugador, estuvo internado en meses pasados por un periodo prolongado; luego se trasladó a su hogar donde tampoco podía tener contacto con sus familiares.

Pero esa historia al fin cambio.

Luego dejar atrás el cáncer, Erick se muestra más optimista que nunca y sobre todo agradecido por las muestras de cariño.

Erick aseguró que Jafet Soto le recordó que tiene las puertas abiertas del Herediano, para cuando desee volver a entrenar.

El futbolista agradece por una nueva oportunidad de vida y luego pensará en volver a las canchas de fútbol.