Última Hora

Cuando pensamos en frenillos, nos imaginamos los tradicionales de alambre y de color gris.

Aunque cumplen una función importante, la verdad es que son incómodos, dolorosos y no se ven bien.

Lo bueno, es que ahora existe una alternativa que logra alinear los dientes de una manera casi imperceptible.

Le hablo de la ortondocia invisible, que se nota mucho mejor, necesita menos tiempo que los frenillos tradicionales y no implica tantas molestias.

La pregunta es: ¿serán realmente efectivos?

Está con nosotros el odontólogo Víctor Arguedas para hablarnos del tema.

Para contactarlo puede llamar al: 4001-5254.