Última Hora

La cifra de muertes sospechosas por el consumo de licor adulterado con metanol continúa en aumento.

El Ministerio de Salud confirmó la tarde de este viernes que ya son 19 los fallecidos que se investigan por esta aparente intoxicación con esta sustancia.

Las indagaciones están relacionadas con las dos alertas sanitarias declaradas días atrás luego de que pruebas de laboratorio arrojaran resultados positivos por metanol en seis licores que se venden para consumo humano.

Las etiquetas identificadas con algún tipo de adulteración son las de: “Guaro Montano”, “Guaro Gran Apache”, “Aguardiente Estrella Roja”, “Aguardiente Barón Rojo”, “Aguardiente Timbuka” y “Aguardiente Molotov”.

Los fallecidos que se investigan son 14 hombres y cinco mujeres, con edades entre los 32 y 72 años. Siete de los casos se presentaron en San José, cuatro en Cartago, tres en Limón, dos en Guanacaste, uno en Heredia y faltan más detalles de dos de las muertes.

Vea también: Médicos advierten que el consumo de metanol podría causar ceguera

Las autoridades resaltan que la mayoría de casos se registraron en las últimas dos semanas pese a que la investigación inició desde el pasado 2 de junio.

Según Salud, en la semana entre el 7 y 13 de julio se investigan ocho decesos, mientras que en la actual ya se identificaron seis más.

El metanol es una sustancia tóxica para el consumo humano, por lo que ingerir hasta una pequeña dosis podría ocasionar efectos graves en el organismo, desde ceguera hasta la muerte.

“Varía según la concentración de metanol en la bebida, es decir si es puro o está combinado con otros alcoholes, además del peso de la persona y si es consumidor habitual de licor”, señala el ministerio en un comunicado de prensa.

Vea también: Proyecto de ley pretende mediante código tecnológico combatir la circulación de licor adulterado

Agregan que, en términos generales, una dosis de 0.2 mililitros de metanol al 100% por kilogramo de peso de la persona, teóricamente resultaría en una concentración de metanol tóxico.

En cuanto a los decomisos, se contabilizan cerca de 30.000 envases retenidos de estos licores señalados, pero el Ministerio de Salud en conjunto con la Policía de Control Fiscal no bajan la guardia y continúan los operativos.