Última Hora

Con la juramentación de 25 facilitadores judiciales inició este sábado un cambio radical en la administración de justicia del país.

La iniciativa otorga a un vecino de cada comunidad, con capacidad de resolución de conflictos, la administración de la justicia de esas localidades.

El espíritu del proyecto busca crear diálogo que no desemboque en un expediente más en los tribunales de justicia.

La persona designada es escogida por votación popular e tendrá que intervenir en su comunidad promoviendo la paz social.

Para ello el facilitador judicial tendrá comunicación directa con un juez y fiscal así como relación cercana al OIJ y la Fuerza Pública para hacer más ágil su labor que estará enfocada en la resolución de casos de diferencias por linderos, robos o diferencias familiares.

Uno de los principales beneficios es que se descongestiona la presa de trabajo en el poder judicial.

Esta iniciativa nació en Nicaragua hace más de dos décadas y gracias a su aporte exitoso ganó en el 2011 un premio internacional por administración de justicia innovadora

El proyecto funciona ya en 6 países de Centroamérica, es impulsado por el reino de los Países Bajos y apoyada por el Poder Judicial.