Última Hora

El cajero bancario de apellidos Solís Granados de 23 años de edad y que el día de ayer fue detenido por el OIJ en Mercedes Sur de Heredia, por aparentemente estafar a un banco privado por 101 millones de colones quedó en libertad

La decisión la tomó el Juzgado Penal de San Joaquín de Flores.

Según lo confirmaron en la Oficina de Prensa del Poder Judicial el juez dictó medidas cautelares para el hombre: impedimento de salida, domicilio fijo, no acercarse a los ofendidos y trabajo fijo.

El tribunal le dio 24 horas a Solís Granados para presentar el nombre del lugar y del jefe inmediato donde laborará, de no hacerlo se podría enfrentar a un cambio de medidas en su contra.

El día de ayer la policía lo detuvo en vía pública y lo llevo a su nueva casa en Mercedes Sur donde los agentes OIJ estaban incautándole todo el menaje de la vivienda y los vehículos último modelo que había adquirido hace tan solo unos meses.

La Oficina de Prensa de la Corte informó que la Fiscalía no apeló las medidas cautelares dictadas, a pesar r de que en un inicio solicitaron seis meses de prisión preventiva.