Última Hora

En 1985 un joven que hacia sus primeras armas en la Primera División se convirtió en el primer verdugo de Estados Unidos en eliminatorias, 28 años después recuerda aquella página.

El “Macho” no era todavía un jugador de primera plana, era el más joven de aquel equipo de Costa Rica que tenía como base, jugadores de la Liga Deportiva Alajuelense (LDA).

Los llamados a conseguir el gol eran Jorge Manuel Ulate, Álvaro Solano u Omar Arroyo, sin embargo el que apareció fue Óscar Ramírez, con su oportunismo para decretar el primer gol del partido celebrado en el Alejandro Morera Soto, en 1985.

“Sentí mucha alegría, demasiada porque casi me desnuco haciendo en la celebración una vuelta. La alegría duró poco porque rápidamente Estados Unidos nos empató”, indicó el técnico de la LDA.

Aquel fue el primer festejo de muchos, donde Rolando Fonseca festejó tres, mientras que Paulo Wanchope, Carlos Hernández, Ronald Gómez, Hernán Medford y Bryan Ruiz, anotaron en dos ocasiones.

En 1985 un joven que hacia sus primeras armas en la Primera División se convirtió en el primer verdugo de Estados Unidos en eliminatorias, 28 años después recuerda aquella página.