Última Hora

Flavio López, el padre del niño que está al borde de la muerte tras graves agresiones, asegura que ya había denunciado el maltrato de su hijo, sin embargo, no fue escuchado.

El pequeño vivía con su madre, de apellido Rodríguez Rosales, y su compañero, identificado como Eras Peña, quienes fueron detenidos en Quebrada Grande de Liberia.

“Yo le venía notando una serie de golpes en la carita y las partes genitales, las presenté en la sección de Trabajo Social, pero me dijeron que él tenía que estar con la madre, no quisieron darme la custodia, me dijeron que solo me podían dar el régimen de visita”, explicó.

López dijo que en el reporte médico que ha recibido le dijeron que tiene daños en el intestino y el pene, por lo que no puede cumplir sus necesidades fisiológicas, además de graves lesiones en la piel.

La pareja fue indagada este viernes por la causa de lesiones graves por omisión, mientras el niño sobrevive gracias al sistema de respiración asistida.