Última Hora

Le presentamos la última historia blanca, se trata de una madre que por darle todo a sus hijos cayó en los peores errores que la hicieron llegar al Buen Pastor.

Pero cuando salió de ahí un ángel le ayudó a recuperar el tiempo perdido.

Por otra parte Martín es un amante del trabajo comunitario, de esas personas que entregan parte de su vida para ayudar a los menos favorecidos.

Él había escuchado la triste historia de doña Johanna, una madre de cinco niños que había caído en los peores sacrificios por sacar adelante a su familia.

Su mala vida trae cola, una niñez de agresión y falta de atención, secuelas que la hicieron caer en los peores errores que la dejaron tras las rejas.

Johanna tuvo su primer hijo a los 15 años, a los 25 ya era madre del quinto, hijos que por quedar tras las rejas quedaron en manos del
PANI y luego en las de su madre. A los dos años salió de la cárcel, pero volvió una preocupación que la hacía pensar que iba a caer en el mismo error.

Le pedía a dios la oportunidad de encontrar un trabajo, algo nada fácil para una ex presidiaria… pero el ruego se le hizo realidad cuando

Martín encontró a la madre de la que había escuchado, la de los peores sacrificios.

La mano que le tendió Martín llenó de esperanzas a Johanna una madre que como cualquiera quiere lo mejor para sus hijos.