Última Hora

La entrada de los santos, o visita de ellos a San Ramón, es una tradición que nació hace ya muchísimos años.

Todo comenzó cuando en 1851 el cura de Alajuela solicitó permiso para llevar al santo patrono a los pueblos vecinos a pedir contribución para construir la parroquia.

Al poco tiempo con el templo avanzado, los ramonenses en señal de agradecimiento, se convirtieron en anfitriones.

Esta tradición, inició con la visita de 12 santos vecinos, pero para este año se esperan 63.

Ésta fiesta trascendió tanto, que hasta la patrona de cuba llegó a visitarlo una vez.

El recibimiento de ella y los demás invitados es de lujo tiene todo un protocolo.

Este es el día más especial para todos los ramonenses, pues es una costumbre que trasciende lo cultural, más allá de lo religioso.