Última Hora

Visitar al médico de apellidos Baltodano Agüero en definitiva no era algo que las personas disfrutaran.

El médico, que según el director de la Clínica de Coronado, el doctor Zeirith Rojas, tenía más de ocho años de trabajar en la institución, fue denunciado por varios pacientes.

El junto con su cuñada una homeópata de apellidos Monestel Quesada, tenían montado un plan para desahuciar pacientes, con el fin de extraerles dinero. El doctor los diagnosticaba con hígado graso y cirrosis, indicando que les quedaba poco tiempo de vida.

Una vez dada la noticia les pedía asistir a la clínica de la “doctora” Monestel para adquirir medicamentos de altos precios con el fin de mejorar su condición. Estos medicamentos incluso estaban provocando efectos secundarios en los pacientes.

Un total de nueve pacientes, que comenzaron con sospechas, realizaron las denuncias de la estafa después de pedir la valoración de otro médico.

“Hasta ahora hicimos la evaluación integral de 110 pacientes atendidos por el doctor Baltonado, con el fin de descartar cualquier otro mal análisis, se les dio una atención con médicos, exámenes de laboratorio e incluso atención nutricional y psicológica de todos los pacientes atendidos por el médico desde la fecha que se registra el primer diagnóstico” afirmó Rojas.

Esta mañana el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allano varias clínicas, la Clínica de Coronado, una clínica en Moravia, y la clínica privada del doctor, en las cercanías del Centro Comercial del Sur.

Los dos sospechosos fueron detenidos en plena vía pública en Coronado.

El doctor era radiólogo de la clínica de Coronado, y según las autoridades de la institución el incidente es un caso aislado, pues las clínicas tienen un control cruzado que evita este tipo de eventos.