Última Hora

Las personas con otosclerosis presentan un hueso esponjoso anormal que crece en el oído medio. Este crecimiento impide que los huesos del oído vibren en respuesta a las ondas sonoras. En las mujeres es común que el problema empeore con cada embarazo, en relación con las hormonas.

La otosclerosis empeora sin tratamiento. La cirugía puede restaurar al menos parte de la audición.

Aproximadamente el 10% de la población de adultos está afectada de otosclerosis. La enfermedad es menos común en asiáticos y rara en afroamericanos. Las mujeres de mediana edad son las de mayor riesgo.

Como primer síntoma se nota la dificultad para escuchar sonidos de baja frecuencia o susurros. Otros síntomas de esta alteración pueden incluir mareos y alteraciones del equilibrio.