Última Hora

En los últimos días, el Ministerio de Ambiente aumentó los operativos de control para evitar la venta ilegal de huevos de tortuga.

En un fin de semana, decomisaron 156 huevos y detuvieron a tres personas.

Pero los ambientalistas aseguran que estos controles no son suficientes, y que más bien parece que el Gobierno está tratando de mejorar su imagen a raíz de la muerte de Jairo Mora.

Los ambientalistas aseguran que el número de huevos decomisados es menor al de años anteriores y que los esfuerzos del MINAE no van a prosperar si no planifican mejor los operativos.

El grupo sostiene que el tráfico de huevos del Caribe se da en los barrios de Limón y no en establecimientos comerciales. Mientras que en las otras zonas, casi no existe control por parte de las autoridades.