Última Hora

La pena de 50 años de prisión se divide en 30 para el padrastro de la víctima, un hombre de apellido Campos y 20 para la madre del menor.

Se trata de una mujer de apellido Fuller, quien estaba en libertad bajo medidas cautelares.

El caso se remonta al 22 de junio del año pasado, cuando el bebé fue llevado a la Clínica de San Rafael de Heredia en condición delicada de salud.

Allí sufrió un paro cardiorrespiratorio que acabó con la vida del pequeño.

Cuando el cuerpo del menor fue sometido a la autopsia, el médico forense determinó que presentaba múltiples lesiones en su cuerpo, típicas del Síndrome del Niño Agredido.

El bebé presentaba hemorragia abdominal, así como intracraneal, laceraciones en un riñón, en el hígado y los pulmones lesionados.

Fue así como iniciaron las pesquisas que condujeron a los agentes del OIJ a la captura de la madre del menor y de su compañero sentimental.

La mujer sentenciada también es madre de otro bebé de tres años que quedó bajo la custodia de su padre biológico en Heredia.

La sentencia estuvo a cargo de los jueces Óscar Mario Vargas, Olman Ulate y Víctor Cruz.