Última Hora

La empresa Katherine Service SyV es investigada desde el 31 de mayo del 2010 por incumplir la Ley de Contratación, porque las hijas del entonces diputado y actual candidato del PLN Olivier Jiménez, formaban parte de la asociación a la que fue adjudicado un contrato para alimentación de pacientes en el Hospital de Ciudad Neilly.

A la fecha han recibido 1.575 millones de colones en pagos de la Caja, a pesar de que existe una sanción de dos años en contra de la sociedad, que sigue prestando los servicios.

El último pago lo recibieron ayer y fue de 18.256.239 colones.

Las prórrogas al contrato que han obtenido vencen en mayo del 2014.

La Caja apuntó que nunca finalizaron el vínculo porque no había otro proveedor del servicio para el centro hospitalario.

Abogados consultados manifestaron que lo primero que la Caja debó hacer, una vez conocido ese vicio insubsanable de familiares en la contratación, era suspender el contrato como medida cautelar.

Además de dar una prórroga mientras se contrataba una nueva empresa.

La denuncia penal que solicitó la gerencia de la Caja no terminó en nada, porque se desestimó porque el delito de perjurio por el que se acusaba a la presidenta de la sociedad ya estaba prescrito

Pero se dejaron de analizar otras alternativas, ya que un informe de la Auditoría de La Caja del 2010 solicitaba elevar el caso al Ministerio Público.

Por su parte, la Gerencia Médica señaló que van a aplicar la sanción administrativa después de mayo del año entrante.

La Contraloría nos solicitó aclarar una imprecisión e indica que en efecto el señor Olivier Jiménez cuando fue diputado por primera vez, y tenía ya un contrato con la Caja antes de ser diputado, que vencía en el 2009, tenía lo que se denomina en la ley como una prohibición sobreviniente y él podía seguir con el contrato, pero debía ser doblemente fiscalizado, ya que el funcionario sujeto de la prohibición debe abstenerse de influir en la ejecución del contrato.

Cuando se acercaba el final del contrato, Jiménez habría solicitado un levantamiento de las prohibiciones para seguir contratando con el Estado, pero la Contraloría lo denegó.

Luego surge Katherine Service, en donde estaban las hijas de Olivier, lo que motivó las investigaciones y sanciones administrativas ya conocidas.

Olivier Jiménez no pudo ser localizado a pesar de los intentos y las llamadas que se le realizaron y que no respondió.