Última Hora

La rabia paralítica bovina es una enfermedad que afecta el sistema nervioso de los animales de sangre caliente, causando falta de coordinación, dificultad para caminar y salivación excesiva.

En los últimos días, se presentaron tres brotes de esta enfermedad en Puntarenas y Guanacaste.

La enfermedad es transmitida por la mordedura de los murciélagos vampiros y también puede afectar a los seres humanos.

Cuando el servicio nacional de salud animal detecta un bovino con estos síntomas, debe sacrificarlo y vacunar al resto de ganado para evitar su expansión.

Pero las personas que estuvieron en contacto con los animales infectados deben acudir a un médico aunque no muestren señales de la mordedura de un murciélago, ya que las vacas también pueden transmitirlo a través de la saliva.

El SENASA ya vacunó a cerca de 3 mil cabezas de ganado en las zonas afectadas y hace un llamado a la población para que vacune también a sus animales domésticos contra la rabia.

Según estadísticas del ministerio de Salud, desde el 2002 en el país no se registra ningún fallecimiento de personas por esta enfermedad.