Última Hora

El hecho sucedió a principios del mes de junio, poco tiempo después de que Ana Live Rojas Rojas ingresará a centro penitenciario El Buen Pastor para cumplir una pena de cinco años por robo agravado.

La mujer, ingresó al centro con un mes de embarazo. Cercana a los tres meses la víctima fue agredida por tres de sus compañeras, provocándole un aborto.

Días después, el 6 de junio, fue intervenida en el Hospital Maternidad Carit, para realizarle la extracción de medio feto, que la mujer no había expulsado en el momento de la paliza.

Después de superar el miedo y las amenazas, Ana se atrevió a realizar la denuncia el pasado 26 de agosto ante la Fiscalía. De inmediato a la reclusa se le separó de las mujeres que la agredieron.

Según comentó Ana a Telenoticias, las agresoras intentaron librarse de culpa obligándola a firmar una carta en donde culpaban a la doctora del centro médico el aborto.

Ana, quién no sabe leer ni escribir, se negó a firmar la carta y ahora la usa como prueba del incidente.

Ana es madre de dos niños, una niña de 8 años y un bebé de seis meses. La privada de libertad había quedado embarazada durante su cuarentena. Sus dos hijos se encuentran en poder del Patronato Nacional de la Infancia.

Al igual que Ana, su esposo descuenta una pena de cinco años de prisión por robo agravado.

La dirección del centro penitenciario aún no da detalles de la agresión cometida, ni las razones.