Última Hora

 

Esta semana estamos presentando historias inspiradoras de ángeles que han servido como mediadores de la vida.

Roberto es un joven víctima de un accidente de Tránsito que lo dejó con un importante grado de discapacidad, pero su hermano Luis Diego se convirtió en el ángel que lo ayudaría a salir adelante.

Doña Heidy, la madre de ellos, nos escribió su historia y aquí se la presentamos.

Su hijo Roberto no respondió porque había sido atropellado por un chofer que viajaba en estado de ebriedad, incidente que lo dejó 17 días en coma.

A los 17 días del accidente Roberto despertó e inició un proceso en conjunto con su hermano, quien decidió dejar todo atrás por estar con él.

Una situación que transformó la realidad de toda la familia, que, aunque parezca una etapa negativa, la definen como un momento positivo en sus vidas.

Luis Diego ya regresó a su etapa laboral, pero no abandonó el camino de recuperación de su hermano, sino que se lo llevó a vivir con él.