Última Hora

Ya ha pasado casi un año del terremoto de 7.6 grados que ocurrió en Sámara en el 2012, sin embargo, la energía liberada desde ese entonces aún sigue presente.

En la actualidad, las zonas aledañas, entre esas el golfo de Papagayo, siguen presentando movimiento.

Desde el 11 y hasta el 22 de agosto se registraron 11 sismos.

La población mantiene la alerta, pues los movimientos que se presentan son diarios.

Los expertos aseguran que la zona es sísmicamente muy activa, razón por la cual no se descarta un movimiento mayor a los ocurridos.

La Red Sismológica Nacional mantiene una constante vigilancia en el lugar para detectar los movimientos.

El próximo 5 de setiembre se cumplirá un año de este terremoto que sacudió fuertemente la zona.