Última Hora

Esta técnica es desarrollada por la compañía Oxitec, de la Universidad de Oxford y ya ha sido probada en países como Brasil y en algunas zonas de las Islas Caimán.

Investigadores ingleses crearon insectos que transfieren un gen a sus descendientes que hace que mueran antes de poder reproducirse, tal y como lo explica Hadyn Parry, gerente de la compañía.

En una pequeña comunidad del estado de Bahía, en Brasil, se liberaron millones de mosquitos modificados genéticamente. Tras varios estudios, los investigadores confirmaron que la población de mosquitos se redujo en un 85 por ciento, aunque todavía no hay una relación directa con la disminución de enfermos de dengue.

¿Será esta la solución a la epidemia que vive el país? Para el Ministerio de Salud, no lo es.

Según las autoridades, al modificar el mosquito éste pierde capacidad para sobrevivir, por lo que no hay garantía de que sea efectivo.

Salud afirma que es una propuesta válida pero que sólo ha sido probada en pequeñas localidades, por lo que aplicarla a nivel nacional es una acción temeraria.

Por el momento, seguirán apostando a la fumigación y a la eliminación de criaderos para ganarle la batalla al mosquito aedes aegypti.