Última Hora

Una vez más y gracias a las cámaras de televisión, dos jugadores han sido expuestos a sanciones en el fútbol nacional.

David Ramírez del Deportivo Saprissa por increpar a la barra de Limón y provocarlos, y el jugador Roberto Mudarra por escupir a Johan Venegas.

En el caso de Ramírez, fue reportado en el informe arbitral pero Mudarra no, y esto hace que la UNAFUT actúe de oficio.

“Para Ramírez se le imponen tres partidos de suspensión y 175.000 colones de multa, dado que el árbitro reporta, aunque no expulsa. Por el escupitajo se ordena una investigación, ya que no se tiene caso lo que sucedió”, indicó Carlos Quesada, presidente del Comité Disciplinario.