Última Hora

La época seca que está por terminar, dejó en evidencia una vez más los problemas de falta de agua en el área metropolitana.

Hay quienes consideran que Acueductos y Alcantarillados no ha desarrollado la infraestructura necesaria para evitar más faltantes a futuro.

En las últimas semanas de este verano hemos sido testigos del clamor de cientos de personas por la falta de agua en al área metropolitana.

Un asunto serio y delicado que no puede pasar inadvertido porque tiene que ver con la salud pública, si falta el agua, falta todo y esto está ocurriendo en varios sectores donde se concentra    más de 2 millones de habitantes de nuestro país. El área metropolitana.

En esta época de verano ha quedado más que evidente el faltante y la escasez tanto es así que   motivo que mucho   vecinos se organizaran y salieran   a la calle a protestar, pues su vida cotidiana   y sus negocios han sido impactados. Incluso la falta de agua se extendió en algunos sectores por días y luego se les raciono a tal punto que tenían que levantarse a la una de la mañana a recoger agua y hasta se les distribuyo en camiones cisterna.

Hay que decirlo duro y directo estas son las manifestaciones de una crisis de agua que se asoma con mayor fuerza en nuestro país conforme pasa   el tiempo. 

Los operadores del servicios y sobretodo Acueductos y Alcantarillado sostienen que el faltante y la crisis de agua se debe al fenómeno del niño o sea un asunto climático por el verano fuerte que hemos vivido.

Sin embargo, hay otros especialistas en la materia que   indican que   esto no es así   que   en nuestro caso no se puede atribuir la escasez de agua a efectos del clima. Pues Costa Rica   ha sido bendecido por la naturaleza y tiene una riqueza hídrica incalculables.  En términos sencillos   aquí no debería faltar el agua   para consumo humano por la cantidad de nacientes, acuíferos y recurso hídrico que existen en nuestro medio, pero desdichadamente no se capta y se desperdicia.

Más directamente le achacan al operador el problema del faltante de agua pues indican que ha existido por años una mala gestión del acueducto y alcantarillado. 

También así lo indican sin tapujos el expresidente ejecutivo de Acueductos y Alcantarillados que sostiene que   hay que declarar una emergencia   por la falta de agua.

 Hay dudas de la capacidad actual y el musculo del AyA para enfrentar los desafíos que se   avecinan para crear la infraestructura necesaria para captar   tratar y distribuir el agua para que se produzca el desarrollo que todos esperamos. Pues han pasado los años y nos hemos quedado rezagados en   infraestructura para administrar el recurso hídrico.

Incluso los mismos vecinos de Guadalupe, una zona que concentra mucha y población afectada por el faltante del líquido desde hace varios meses   no se tragan el cuento de que el clima es la causa de su desventura.

En época de verano se merma el agua   pero si se contara con la infraestructura necesaria y la planificación no habría faltante del líquido.

Para el expresidente ejecutivo parece que no se le ha dado el papel que le corresponde como política pública al tema del agua.

Similar criterio externa el biólogo y ambientalista Freddy Pacheco que ha censurado el desperdicio de agua en el país en medio de la necesidad de muchos y la actuación del Acueductos y Alcantarillado. Con proyectos para inyectar más agua y utilizarla mejor que caminan muy lento y también la Cámara de la Construcción organiza un foro   para analizar la actuación de Acueductos y Alcantarillado en la escasez de agua.

Pues su presidente sostiene que hay una mala gestión, no es un problema de falta de agua sino de capacidad para planificar las obras de corto mediano y largo plazo para atender la necesidad de agua de la población.