Última Hora

El flagelo de la droga, es uno que destruye familias enteras y doblega la voluntad de miles. Ocasionalmente, alguien logra, no sólo escapar de sus garras, sino intentar, con todas sus fuerzas, revertir el daño causado al prójimo. Esa es la historia de Silvia Herra, la mujer que le ganó el pulso a la droga.

Silvia Herrán fue adicta, traficante, asaltante, delincuente, en su momento. Pero ahora, recuperada, honesta y solidaria. Vamos a escuchar la historia de una mujer que sabe de drogadicción porque lo vivió, pero también sabe de recuperación porque la vive y la comparte con otros.

La mujer asegura que no le lastiman los adjetivos con que la calificaban porque eso la convirtió en la mujer que es hoy.

Para Herrán, la adicción es una enfermedad y aunque muchos lo hacen para disfrutar, pero una gran parte se queda dentro del vicio.

Silvia inicio su adicción con el alcohol y a los 13 años probó la marihuana. A los 21 años empezó a vender pequeñas cantidades de droga.
Posteriormente, empezó a comerciar cantidades mayores.

“Me encanta el poder que meda la droga…puedo hacer muchas cosas que mis valores no me permitían”, expresó Herrán.

Llegó al punto de consumir crack con su madre y con sus hijos, perdió a muchos de sus seres queridos en las drogas.

Sin embargo, llegó el momento en que necesitaba salir de eso. Lo logró y ahora ayuda a otras personas que enfrentaron situaciones similares a la de ella.

Silvia Herrán, ahora es especialista en terapia familiar y adicciones. Ella trabaja en la Clínica Despertares, en San Isidro de Heredia y la puede encontrar en el 2268 0909, o al 8817 5983.