Última Hora

Maquinaria contratada por el Consejo Nacional de Vialidad (CONAVI) trabaja en la estabilización del terreno donde ocurrió un deslizamiento, que amenaza con afectar la ruta de circunvalación, entre los semáforos de Hatillo y el cruce de Pavas.

Ahí las labores se concentran en la remoción de tierra para evitar que el paredón se siga desprendiendo y provoque mayores efectos sobre la carretera.

Para Roy Barrantes, del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (LANAMME), la causa de este problema es clara y se ya se ha repetido. Se trata de un escaso a ausente mantenimiento de los cauces.

“Es un tema de la capacidad de las alcantarillas. Es similar a lo que ocurrió en la General Cañas, cuando no hay mantenimiento, los cauces se llenan de escombros, se socavan los rellenos de las vías y debilitan las estructuras”, explicó.

Mientras tanto, en el CONAVI establecen distancias en este este hecho y el ocurrido hace unos meses en la ruta 1. Según Mauricio Sojo, de esa entidad, en el caso de circunvalación solo hay colapso de la entrada de las alcantarillas, no de todas las estructuras.

“Estamos limpiando el cauce, y quitando la parte de la alcantarilla que fue dañada. Además, se están volviendo a revisar las rutas para actualizar los inventarios y tener la información de su estado”, aseguró.

Sin embargo, por ahora no se sabe cuál será la solución para el problema, pues se deben desarrollar estudios para determinar las acciones a tomar. Por ahora, los actuales trabajos se extenderán por dos o tres días.