Última Hora

El hundimiento junto a la ruta de Circunvalación entre los semáforos de Hatillo 8 y el cruce de Pavas, se convirtió en un dolor de cabeza más para los conductores.

Desde primeras horas de este lunes, las presas se apoderaron del sentido Hatillo-Uruca, debido al cierre preventivo de uno de los carriles, que se ha agrietado por el deslizamiento.

Por tal razón y debido a que se quiere evitar que la vibración del paso de vehículo afecte aún más el ya de por sí inestable terreno, recomiendan tomar rutas alternas y evitar la de circunvalación.

Eduardo Mejías, oficial de Tránsito, dijo que una de las opciones es desviarse por Paso Ancho y tomar la ruta hacia el sector de la Numar.

Otra de las alternativas consiste en llegar al sector de Rancho Guanacaste y dirigirse hacia el norte para bordear el sector de los Hatillos y salir en La Sabana por el Gimnasio Nacional.

“Lo que más afecta el tránsito por el lugar es el efecto mirón, de las personas que quieren observar el hundimiento y generan mayor congestionamiento”, explicó.

El cierre de un carril se mantendrá, mientras las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) determinan la magnitud del daño en la alcantarilla, por lo que no se descarta que en el futuro se pueda presentar un cierre total en el sector.

Las fuertes lluvias del pasado sábado provocaron que el sistema de alcantarillado colapsara, y el agua provocara el derrumbe que amenaza con generar un hundimiento en la carretera, la cual ya se ha agrietado en algunos puntos.