Última Hora

Lograr que la población menor de edad del país complete los estudios de secundaria es el objetivo de un convenio entre el Ministerio de Trabajo y el Fondo Nacional de Becas (FONABE).

La mayoría de niños y adolescentes que trabajan en Costa Rica lo hacen en labores domésticas, de agricultura y construcción debido a dificultades económicas.

Las autoridades buscan que regresen a las aulas.

Las becas son de 60 mil colones mensuales y se otorgan a menores de 18 años que puedan probar que están trabajando y que posteriormente demuestren que han dejado de laborar y que se han reincorporado al sistema educativo.

En el 2012 la zona que presentó más casos de trabajo infantil fue la región Brunca.

Para este 2013 el Pacífico Central es el que tiene mayor vulnerabilidad.