Última Hora

Internacional

"Me siento un poco brasileño", dice el holandés Clarence Seedorf

El centrocampista nacido en Surinam, de 37 años, recaló en el Botafogo en 2012 después de diez temporadas en el Milan.

AFP Agencia Hace 8/26/2013 6:54:00 AM

PARÍS, 26 agosto 2013 (AFP) - El veterano jugador holandés Clarence Seedorf, ahora en las filas del Botafogo, señaló que se siente "un poco brasileño", en una entrevista publicada en la página de internet de la FIFA este lunes.

"Me siento un poco brasileño, sí. Es un elogio... Después de ver el Mundial de 1986, mi padre tuvo que sacarme a que me diera el aire para calmarme cuando Brasil perdió ante Francia, porque me eché a llorar con rabia: aquél era el último torneo de Zico. El fútbol para mí era aquello", dijo Seedorf.

El centrocampista nacido en Surinam, de 37 años, recaló en el Botafogo en 2012 después de diez temporadas en el Milan. Antes jugó tres años en el Inter y otros tres en el Real Madrid, a donde llegó después de jugar un curso en la Sampdoria (1995-1996).

"Lo diferente es la disciplina, la aplicación táctica. En Europa se hace más hincapié en la disciplina que aquí. Acá hay mucho más talento puro, más calidad individual. No estoy diciendo que allí no haya calidad o que aquí no haya táctica", comentó sobre el cambio que le supuso cambiar de continente.

"Fuera del campo, también hay diferencias. Quien vive y juega en Europa viaja, en el peor de los casos, cuatro horas para ir a un partido, como por ejemplo durante la Liga de Campeones. En cambio, los desplazamientos aquí... ¡De Porto Alegre a Bahía hay cuatro horas y media de viaje!", dijo Seedorf sobre su adaptación.

El centrocampista, formado en la cantera del Ajax, con el que ganó la Copa de Europa en 1995, fue internacional 79 veces con Holanda, logrando 11 goles.

A pesar de las diferencias, Seedorf se ha convertido en el líder de un equipo que ha conquistado el Campeonato Estatal de Rio de Janeiro y que lucha por el liderato del Campeonato Brasileño al final de la 16ª jornada.

"Es un grupo con muchas ganas de crecer, y rápido. El entrenador está haciendo una labor maravillosa. Dispone de calidad y de un gran grupo de chavales que están marcando la diferencia por la evolución que están demostrando. No es frecuente ver a tantos jugadores mejorar tan deprisa", señaló sobre sus compañeros.

Seedorf comentó también la influencia que puede tener una figura del fútbol, con una carrera de dos décadas a sus espaldas en los mejores equipos europeos y cuatro Copas de Europa (dos con el Milan, una con el Real Madrid y otra con el Ajax), sobre el resto de la plantilla.

"La gente sólo ve los 90 minutos que dura el encuentro, pero antes de eso paso mucho tiempo conversando con ellos, haciéndoles preguntas... Dentro del campo les digo muchas cosas, porque tenemos posturas diferentes. Fuera del campo hay que plantearles los asuntos de manera más pausada, con la idea de que reflexionen y crezcan", desveló.