Última Hora

Las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) continúan, desde el domingo, trabajando en el derrumbe que socavó la base de la carretera en la ruta de circunvalación, a la altura del río Tiribí.

El hecho ocurrió en el tramo que se ubica entre los semáforos de Hatillo 8 y el desvío hacia Pavas. Ahí, la fuerza de las lluvias, colapsó las alcantarillas y falseó el paredón ocasionando que parte de la calzada se agrietara.

El temor de las autoridades radica en que las lluvias o la vibración producto del paso de los vehículos aumente la posibilidad de que el asfalto se desplome, tal como ocurrió hace unos meses en el hundimiento de la autopista General Cañas.

Por tal razón, se recomienda a los conductores tomar vías alternas para evitar pasar por este sitio. Sin embargo, debido a la importancia de esta ruta, desde las primeras horas de este lunes la afluencia de vehículos genera un importante congestionamiento.

David Meléndez, del departamento de Emergencias del MOPT, dijo que deberán evaluar el nivel del daño interno de las alcantarillas, para determinar qué trabajos deben realizarse. Por ahora, las labores se centran en estabilizar el paredón para evitar mayores deslizamientos.