Última Hora

Barra del Colorado es uno de los sitios estratégico a nivel de seguridad, más ahora con el lío presentado con Nicaragua por la isla Calero, de hecho, el avión Caribú que se le paró un motor y se encuentra varado allí, llevaba un relevo considerable de oficiales para la zona.

Pero aun cuando este sitio es importante para la seguridad de la zona y de nuestra soberanía, surge una contradicción, pues el lugar no tiene una delegación policial, actualmente los oficiales que cuidan la zona están albergados en un salón comunal.

Pero lo más contradictorio de este asunto es que se dispusieron 32 millones de colones, aportados por la Municipalidad de Pococí, para la compra de materiales y la construcción de dos delegaciones, una al norte y otra al sur.

Sin embargo, los materiales o el dinero se perdieron, algunos insumos salieron del almacén en Pococí, pero no se estableció cuánto, nadie sabe dónde fueron a parar. Lo único que queda de ese intento por construir las delegaciones, son algunas varillas, de lo demás no se sabe.

La fiscalía allanó la municipalidad de Pococí por este asunto, y el encargado de ingeniería manifestó en esa oportunidad que solo faltaban por construir el cielo raso y la cerámica, pero como hemos visto, esa información está más que incompleta.

Además, en las investigaciones no se pudo determinar cuánta cantidad de material habrían comprado, de la partida de 32 millones que se destinó para las dos delegaciones.

Luego este caso se desestimó y no sabemos por qué razón pero los vecinos de la Asociación de Desarrollo no están muy convencidos del resultado de la pesquisas, porque consideran que no se hizo con el rigor necesario. Para ellos está claro qué materiales salieron del almacén, entonces es fácil seguirles la pista.

Lo cierto es que la delegación brilla por su ausencia.