Última Hora

Internacional

Obama dice no apresurará una intervención en Siria demasiado costosa

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó el viernes que la muerte de cientos de civiles sirios en un aparente ataque con gas es un "evento importante de gran preocupación"...

Agencia Reuters Hace 8/23/2013 10:52:00 AM

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó el viernes que la muerte de cientos de civiles sirios en un aparente ataque con gas es un "evento importante de gran preocupación", pero enfatizó que no se apresuraría a involucrar a su país en una costosa guerra.

Mientras opositores al presidente Bashar al-Assad desafiaban los frentes en Damasco para entregar muestras de tejidos de víctimas del envenenamiento del miércoles a inspectores de Naciones Unidas, Obama eludió el recordatorio de un entrevistador respecto a que una vez dijo que el uso de armas químicas sería para Washington la "línea roja" para una acción en Siria.

Citando estrechez de presupuesto, problemas de ley internacional y las continuas bajas estadounidenses en Afganistán, Obama dijo a CNN: "A veces lo que hemos visto es a personas que piden acción inmediata para sumergirse en eventos que no salen bien y quedar atrapados en situaciones muy difíciles, y eso puede llevar a intervenciones demasiado costosas, difíciles y que de hecho generan más resentimiento en la región".

"Estados Unidos sigue siendo un país en el que la gente espera que hagamos más que proteger sus fronteras. Pero eso no significa que tengamos que involucrarnos en todo de inmediato. Tenemos que pensar estratégicamente en nuestros intereses nacionales a largo plazo", aseveró.

Rusia y China, vistos como aliados de Assad, han vetado las medidas al interior del Consejo de Seguridad de la ONU en contra del presidente sirio en el pasado y rechazan una intervención militar en el país.

El viernes, Gran Bretaña dijo que creía que las fuerzas de Assad eran responsables del ataque con armas químicas a barrios de la capital bajo control rebelde, al señalar que consideraba que el Gobierno de Damasco tenía "algo que esconder".

"Sé que a algunas personas en el mundo les gustaría decir que este es algún tipo de conspiración perpetrada por la oposición en Siria", dijo el secretario de Relaciones Exteriores británico, William Hague.

"Creo que las posibilidades de que esto sea así son cada vez más escasas y por ello creemos que éste es un ataque químico por parte del régimen de Assad", agregó.

INSPECTORES
Las potencias internacionales, incluyendo a Moscú, han instado a Assad a cooperar con el equipo de inspección de la ONU que llegó el domingo a Siria para indagar acusaciones previas sobre el uso de armas químicas y pedir acceso a las zonas afectadas antes de que la evidencia se deteriore.

Pero no ha habido una respuesta pública del Gobierno sirio, cuyas fuerzas han estado bombardeando la región por días, lo que hace la misión de los expertos peligrosa y eleva las posibilidades de que se destruya evidencia.

Siria niega ser responsable y en el pasado ha acusado a los rebeldes de utilizar gas.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que enviará un importante diplomático a negociar con Assad, dijo: "No puedo pensar en una buena razón por la que cualquier parte, ya sea el Gobierno o las fuerzas opositoras, rechazarían esta oportunidad para llegar a la verdad del asunto".

Activistas de oposición dicen que tomaron contacto con el equipo de especialistas de la ONU en Damasco y que les enviaron muestras de tejidos con mensajeros que deben atravesar la región de Ghouta hacia el centro del país -bajo control del Gobierno- para entregárselas a los inspectores.

"El equipo de la ONU habló con nosotros y hemos preparado muestras de cabello, piel y sangre para enviarlas a Damasco con mensajeros de confianza", dijo a Reuters el activista Abu Nidal desde la localidad de Arbin, una de las varias afectadas por muertes misteriosas por envenenamiento.

Mientras más tiempo tenga que esperar el equipo por el permiso para investigar, menor es la posibilidad de que llegue al fondo del incidente, que según la oposición se desató cuando fuerzas del Gobierno dispararon misiles cargados de gas venenoso hacia vecindarios controlados por rebeldes.