Última Hora

Hay muchas maneras de decirlo y un único objetivo, pasarla bien y disfrutar del sexo, sin entrar cuestiones de pareja y relaciones.

No son nuevos en la historia y hasta las más famosas y reconocidas han tenido sus "amigos con derecho".

Y así se les conoce, como pasatiempos, recursos para insatisfechos, sin raíces ni compromisos. Como bien lo dijo Neruda, "…besan y se van, dejan una promesa y no vuelven nunca más".

En la historia pueden recordarse varios "tinieblos", como los de Catalina la grande, Zarina de Rusia, que eran escogidos por sus damas de la corte y ensayados por ellas, para que la soberana no perdiera tiempo con tipos fríos o mal dotados.

Dicen que ahora es más común eso de ser amigos, pero un poquito más que amigos.

Los amigos con derechos, tienen todo un listado de reglas para que la relación se mantenga libre de conflictos y fluya de la manera correcta.

No se vale: enamorarse, no son permitidas las escenas de celos, y definitivamente no se puede exigir fidelidad, y como no hay compromisos, tampoco sentimientos.

Esa es la premisa de los amigos con derecho, amigovios o tinieblos.