Última Hora

Internacional

El cerco de maestros vuelve a impedir la sesión en el Congreso mexicano

Manifestantes, que quieren impedir la reglamentación de una reforma educativa a la que se oponen con fuerza.

AFP Agencia Hace 8/22/2013 8:03:00 PM

MÉXICO, 23 agosto 2013 (AFP) - Una protesta de miles de maestros llegados de varios puntos de México obligó este jueves a los congresistas a sesionar fuera de las sedes legislativas por segundo día consecutivo, lo que llevó a líderes parlamentarios a exigir mayor firmeza a las autoridades capitalinas.

Como ya hicieran el miércoles, en la primera jornada de un periodo extraordinario convocado dentro del receso estival los diputados tuvieron que sesionar en un centro de convenciones ante el sitio de los maestros a la sede de la Cámara Baja.

Los manifestantes, que quieren impedir la reglamentación de una reforma educativa a la que se oponen con fuerza, también cercaron este jueves la sede del Senado, cerrando al tráfico un tramo del central Paseo de la Reforma. Por ello los senadores fueron convocados a sesionar en el mismo centro de convenciones.

"No hubo condiciones para acceder al Senado", dijo a la AFP un funcionario de prensa de la Cámara Baja.

Los líderes de los senadores del PRI (Partido Revolucionario Institucional) y el PAN (Partido Acción Nacional), Emilio Gamboa y Ernesto Cordero respectivamente, criticaron la respuesta a las protestas por parte de la alcaldía de la Ciudad de México, en poder del PRD (Partido de la Revolución Democrática).

"Ojalá algún día el gobierno de la ciudad nos garantice que podemos entrar al recinto legislativo", dijo el líder de los senadores del conservador PAN a la emisora Radio Fórmula.

El alcalde Miguel Ángel Mancera replicó que su gobierno respeta el "derecho a la libre manifestación" y recalcó que su prioridad es evitar "a toda costa" una confrontación violenta.

Miles de maestros viajaron esta semana hasta la capital mexicana para participar en las manifestaciones. En el sur del país, más de 70.000 trabajadores de la educación están en paro y más de un millón de niños no empezaron el curso escolar el lunes.

En los últimos meses, los maestros se han manifestado regularmente en la capital y en el sur de México para exigir la revocación de la reforma educativa -aprobada en diciembre por consenso de los tres principales partidos- que contempla la evaluación de los docentes de forma periódica y puede condicionar a esos resultados su permanencia en el cargo y ascensos, así como incrementos salariales.

Esta norma, impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto, fue el primer gran cambio legislativo aprobado en el marco del Pacto por México, un inédito acuerdo entre gobierno y oposición para impulsar reformas de gran calado.