Última Hora

Es poco común que un niño en estos tiempos, en vez de jugar con bolas o aparatos electrónicos, lo haga con imágenes de santos.

No lo malinterprete. Se trata de un pequeño ramonense, muy orgulloso de sus costumbres, que juega a la entrada de los santos.

Esta es una tradición muy popular en San Ramón y consiste en que cada santo de las diferentes diaconías, visite al patrono en su día.

David conoce a todos y cada uno de los Santos que llegarán el 30 de agosto y serán recibidos por el santo patrono.

La Virgen de la Piedad, San Rafael, San Isidro y hasta el mismo Padre Pío, están invitados a la entrada y a las fiestas que inician a partir de mañana, a las que no debe faltar nadie.