Última Hora

Hay tanta gente que guarda tanto rencor contra otros, que construye un deseo de venganza que les impide vivir en paz.

En este Buen Día, hablamos del deseo de venganza y del impacto que tiene en la vida de cualquiera.

Patricia Odio, psicóloga del Centro de Integración Familia, nos habló sobre este tema.

En primer lugar se debe tener claro que una persona vengativa es aquella que pretende equilibrar de alguna manera el daño que le han causado.

Es algo natural que los seres humanos busquen la manera de vengarse, porque la creación de esa idea genera satisfacción.

Es satisfactorio porque se le puede demostrar a esa persona que causó un daño que no puede “salirse con la suya”.

Además, la venganza no permite a las personas ser empáticas, nunca pueden ponerse en los zapatos del otro. Su único objetivo es dar una lección.

Según la especialista esa actitud de venganza no alivia el malestar, más bien lo perpetúa.

Lo que se debe entender es que ejecutar una venganza nunca va a cambiar lo que pasó, porque es un acto cargado de odio y rencor.

La capacidad de una persona para ponerse límites internos ayuda a eliminar los sentimientos del venganza.

La psicóloga deja claro que la venganza mata a nivel emocional y espiritual, y desgasta a nivel físico.

Para contactar a la psicóloga Patricia Odio es psicóloga, puede llamar al 2524 3165.