Última Hora

Con tan solo 37 años un joven conoce ya la mayoría de los centros penales del país. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) lo ha detenido más de 50 veces pero él espera que la última sea la vencida.

La policía judicial sospecha que el incremento en algunos delitos cada cierto tiempo está relacionado con la salida de prisión de viejos conocidos.

De enero a junio de este año se denunciaron 1208 asaltos más si lo comparamos con el mismo periodo del año pasado, muchos de esos, cometidos por reincidentes.

Durante mucho tiempo José fue el dolor de cabeza del OIJ, con 9 años se unió a los recordados chapulines.

La primera sentencia la recibió a los 12 años. Ahí comenzó su trayectoria carcelaria

Él asegura que cada vez que sale está dispuesto a cambiar pero el tropezón se lo lleva cuando y piden su hoja de delincuencia.

Y es que con su historial muy pocos tomarían la decisión de darle trabajo. 2 de los hermanos de este hombre también están en la cárcel. El menor por homicidio y el mayor por tentativa de homicidio.

Él dice que ya no quiere más sufrimientos para su mamá. Ahora tiene una hija de un año, y por ella desea recobrarla libertad, algo que ocurría en unos 3 años.

A quien la cárcel también le cambio su vida fue a Melvin, este hombre de 47 años habla con recelo de su historial delictivo pues sus problemas comenzaron tras las rejas.

Conoció a su esposa con quien ya tiene 21 años y 4 hijos. A él le quedan 6 años en la cárcel.

A pesar de los años, esto hombres siguen presos de su pasado si bien algunos reconocen haber aprendido la lección, puede que sea a nosotros a quienes nos quede la mayor enseñanza; la libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no se pueden igualar los tesoros que encierran la tierra y el mar.