Última Hora

Internacional

Indígenas en aislamiento voluntario en la selva de Perú

Un grupo de indígenas de Perú que viven en aislamiento voluntario se acercó por primera vez a una comunidad, para pedir provisiones, un paso que fue filmado en video...

Agencia EFE Hace 8/21/2013 5:49:00 PM

Un grupo de indígenas de Perú que viven en aislamiento voluntario se acercó por primera vez a una comunidad, para pedir provisiones, un paso que fue filmado en video y del que informaron hoy a Efe fuentes de las asociaciones de aborígenes.

Según el presidente de la Federación de Comunidades Nativas del Río Madre de Dios y Afluentes (Fenamad), Klaus Quicque, es la primera vez que los mashco piro se acercan a una aldea pues en general sólo se sabe de ellos por las huellas que dejan.

En el video, al que tuvo acceso Efe, se ve a un grupo de la etnia en el río Las Piedras recogiendo unos plátanos que habían pedido a la comunidad de Monte Salvado, a 153 kilómetros al noreste de la ciudad de Puerto Maldonado, capital de la región sureste de Madre de Dios.

Los nativos, entre los que habían hombres, mujeres y niños, estaban semidesnudos, tenían largos cabellos y portaban lanzas.

Quicque relató que "han aparecido frente a la comunidad, en el puesto de control, y han exigido algunos productos y artículos como plátanos, sogas y machetes. Los agentes han podido mantener la calma porque había mucha presión para entrar a la comunidad".

El presidente de Fenamad indicó que los pobladores de Monte Salvado temían por su seguridad y se sentían presionados, pues los mashco piro permanecieron unos tres días cerca de la comunidad armados con flechas y arcos, e incluso llegaron a sobrepasar la centena durante una jornada.

"El poco diálogo que se pudo establecer ha permitido que dejen sus armas... En el video se puede ver que hay gente en actitud de desconfianza. Siempre están a la defensiva, pero no hubo mayores incidentes", manifestó.

Según datos de Fenamad, hay entre 600 y 1.000 mashco piro y habitan una de las cinco reservas territoriales para indígenas en aislamiento voluntario en Perú, en Madre de Dios.

Estos aborígenes son un grupo nómada y se comunican en la lengua yine, la cual según Quicque, no comprenden totalmente las comunidades aledañas a la reserva.

"Nos han expresado que sólo requerían esos productos y que no tenían intención de establecer un contacto. Eran conscientes de la existencia de la comunidad y habían visto que la vida no era tan armoniosa como ellos quisieran. Por lo tanto, no querían llevar la vida que sus paisanos llevaban", relató.

Para Quicque, la fiebre del caucho de fines del siglo XIX e inicios del XX marcó una mala experiencia de los indígenas de Madre de Dios con el mundo occidental, debido al choque cultural, la depredación de su entorno, la explotación y las matanzas que hubo, por lo que optaron por retornar a su estado natural.

Henderson Rengifo, dirigente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), que incluye a Fenamad, dijo a Efe que el Estado peruano no se preocupa por los pueblos que están en aislamiento voluntario.

"El Estado desconoce la presencia de hermanos no contactados...Queremos decir al mundo que existen los pueblos no contactados", resaltó Rengifo.

Aidesep identificó entre los principales peligros contra esa tribu el proyecto de construcción de una carretera aledaña a la reserva, a la tala ilegal y a trabajos petroleros en la zona.

Rengifo señaló que se emprenderán acciones legales para defender a esa etnia vulnerable y que incluso se presentarán ante el Congreso.

Perú es el segundo país del mundo que más pueblos aislados en forma voluntaria alberga en su territorio y tiene a unos 20 de ellos en su Amazonía, según datos de Fenamad.