Última Hora

Adam Bender es un niño que durante toda su vida ha superado grandes retos. Nació con un tumor canceroso en la pierna izquierda y tuvo que soportar un intenso tratamiento, pero le amputaron su extremidad con tan solo un año de edad.

A medida que crecía, Adam desarrolló un interés por los deportes como todo niño, y a pesar de las complicaciones físicas, nadie le dijo que no podía hacerlo.

Empezó a competir en deportes individuales y de equipo, y a partir de ahí desarrolló una habilidad en disciplinas como el fútbol, béisbol, fútbol americano y hasta la lucha grecoromana.

La historia de Adam Bender inspira a las personas de todas las edades y procedencia, motivando a la gente las suposiciones acerca de la palabra “imposible”.

El predica con el ejemplo de que las circunstancias son excusas para alcanzar metas y sueños.