Última Hora

Funcionarios de la Dirección Nacional de Notariado, finalizaron a las 11:30 de la mañana las diligencias de “fiscalización” en el bufete del diputado y notario Justo Orozco.

Las acciones, a cargo de la fiscal Kattia Altamirano, se extendieron durante dos horas y media, tras lo cual aseguró que se trata de una fiscalización ordinaria, como la que hacen a cualquier notario de la República.

Orozco, por su parte, no quiso referirse al tema y más bien permaneció al interior de las instalaciones del Instituto de Desarrollo de Inteligencia en Hatillo 1, propiedad del legislador, y donde se encuentra su bufete.

Altamirano aseguró que no se encontraba autorizada para brindar mayores detalles en relación con la fiscalización que se llevó a cabo, y no dijo si realizaron el decomiso de algún documento en la oficina del legislador.

Según Melvin Rojas, director de Notariado, los resultados de estas acciones podrían tenerse en un plazo de una o dos semanas, luego de la entrevista a Justo Orozco que se extendió por dos horas.

Orozco ha sido cuestionado, luego de que Telenoticias publicara una serie de reportajes en los que se evidencia que ha practicado sus labores privadas como notario en horario del Plenario Legislativo y dentro de su despacho en el Congreso.

El diputado realizó 31 matrimonios, entre otros procedimientos, bajo estas condiciones. Además, de comprobarse faltas al Código Notarial, se vería expuesto a sanciones hasta de un mes de suspensión, por no cobrar por sus servicios.