Última Hora

El 14 de febrero del 2012, en un lote baldío en Hatillo 1 y dentro de una bolsa plástica la policía encontró el cuerpo de Josué Miranda Sanabria

Diez después de que su familia había puesto la denuncia de su desaparición

Un año y medio tras su muerte, su familia aún no puede descansar en paz

A pesar de que las autoridades tienen muchas pistas, no han dado con el paradero del responsable de su muerte.

Josué era un conocido joven cristiano en la comunidad. Su tiempo libre lo dedicaba a organizar actividades al aire libre para gente que podía estarse desviando en lo que él consideraba malos pasos.

La última vez que se le vio con vida, organizaba un partido de fútbol con esos mismos fines.

Ni la familia de Josué, ni su iglesia, ni las personas que lo rodeaban han podido cerrar ese capítulo a pesar del tiempo.

Piden la ayuda confidencial de cualquier persona que viera algo extraño aquel 10 de febrero en la zona de Barrio Bolívar, donde desapareció sin dejar rastro alguno

Si tiene información comuníquese a la Sección de Homicidios del OIJ o la línea confidencial 800-8000-645.