Última Hora

La Sala IV declaró inconstitucional el uso de redes de arrastre en la pesca de camarón. Pero en el voto hay una salvedad: puede volver a permitirse si se demuestra que es una práctica sostenible.

Por eso, cientos de camaroneros se lanzaron este lunes a las calles.

El Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) prepara un proyecto de ley junto con los camaroneros para demostrar que la pesca de arrastre puede llegar a ser sostenible.

Según la institución, más de 700 personas viven de esta actividad. Pero grupos ambientalistas aseguran que la práctica es una de las más dañinas para el ecosistema marino, ya que atrapa peces, tortugas y otros animales.

El voto de la Sala IV le permite a los 45 camaroneros seguir practicando la pesca de arrastre en el país hasta que sus licencias expiren. Este año vencen 3 en diciembre y en el 2014 pierden validez otras 5. Y el resto de las licencias vence, en su mayoría, en el 2015.

Según los ambientalistas, ese es un plazo prudencial para que los camaroneros de arrastre busquen una actividad más sostenible.

Los ambientalistas aseguran que del total de lo pescado por una embarcación que practica pesca de arrastre de camarón, sólo el 5% corresponde a camarón y que el 95% restante lo conforman especies juveniles de peces y tortugas.